Datos de contacto

Si quiere contactar con nosotros, puede hacerlo por correo electrónico a alfilabogados@alfilabogados.es

miércoles, 16 de diciembre de 2015

NUEVAS TECNOLOGIAS HASTA EN LA ORLA!


 
Los lectores habituales de este blog saben que somos aficionados a las nuevas tecnologías, siendo la propia existencia del blog prueba de ello. También saben que somos estudiosos de la regulación de las nuevas tecnologías y al respecto hay abundantes entradas que así lo acreditan, desde redes sociales (AQUÍ) a derecho al olvido (AQUÍ), pasando por protección de la intimidad (AQUÍ) o la simple utilización de aplicaciones como el Whatsapp (AQUÍ).

Sin embargo, todo tiene un límite. Quizá una clara muestra de esto se contiene en una foto que hemos encontrado en redes sociales estos días y que es claramente expresiva:
 

 


Pues bien, viene esto al hilo de algo que me ha acontecido en esta semana. Recibí un correo de una antigua alumna, a quien di clases en la Universidad Pablo de Olavide hace un par de años, que me indicaba que habían decidido invitarme a formar parte de la Orla de su grupo.

Ni que decir tiene que me resultó muy agradable la invitación y por supuesto accedí a ello con prontitud pues creo que no hay mayor satisfacción para un maestro (me gusta más esta palabra que la de profesor) que ser recordado por sus alumnos y el figurar en su Orla es una clara muestra de ello. Aún recuerdo las votaciones que tuvimos en el grupo de Derecho Público de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla cuando yo era alumno y teníamos que elegir al reducido número de profesores que figurarían en nuestra Orla, y puedo asegurar que, como dice el refrán, están todos los que son y sólo son los que están.

Y ahí surge el tema tecnológico. Al parecer, ya no se hace como antes, que íbamos cuando nos apetecía al estudio fotográfico para hacernos la foto. No. Ahora es necesario entrar en la página web y solicitar cita previa.

No voy a entrar a criticar que las opciones que facilita son pocas (mañana o tarde y dentro de este grupo un par de opciones de hora), porque este es un blog de Derecho. No. Lo que critico, más bien comento, es que para poder solicitar cita previa es preciso identificarse exhaustivamente: NIF, nombre y apellidos, Facultad y/o Universidad a la que corresponde la Orla, teléfono y correo electrónico.

No se debe olvidar que de acuerdo con la Ley 15/1999, de 13 de diciembre, los datos de carácter personal sólo se podrán recoger para su tratamiento, así como someterlos a dicho tratamiento, cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades determinadas, explícitas y legítimas para las que se hayan obtenido.

 
Es cierto que al recoger los datos, el formulario incluye un anuncio en el que se hace referencia a la finalidad para la que se recogen (un genérico “proporcionar los servicios contratados”, cuando la mera petición de cita no implica contratación alguna) así como los derechos ARCO. Y también es cierto que resulta comprensible solicitar datos como el nombre y apellidos, el grupo de la Universidad y Facultad al que pertenece e incluso el teléfono para avisar al cliente si surge algún problema. Lo mismo podemos decir de la dirección de correo electrónico.

Pero ¿me puede explicar alguien para qué necesita, como dato obligatorio, mi NIF quien sólo me va a dar una cita previa para hacerme una fotografía para incluirla en la Orla, si ni siquiera sabe aún si voy o no a comprar una Orla?

Y, para colmo de males, la página web no anuncia algo que es esencial: que hay que llevar camisa blanca puesta, pues de lo contrario te la facilitan allí y ya pueden imaginarse los lectores el trasiego que tienen esas camisas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...