Datos de contacto

Si quiere contactar con nosotros, puede hacerlo por correo electrónico a alfilabogados@alfilabogados.es

sábado, 10 de enero de 2015

DESISTIMIENTO Y CONTRATO DE DISTRIBUCION


 

Dentro de la categoría de los contratos de colaboración empresarial –que se explican en la asignatura de D. Mercantil II- se engloban los contratos de agencia y de concesión o distribución (junto con otros como la franquicia o la mediación o corretaje).

Uno de los principales problemas que se presentan en la práctica es, precisamente, encuadrar en un modelo u otro los contratos que se firman en la vida real, que cuando se dan entre pequeñas y medianas empresas la mayor parte de las ocasiones o no se documentan por escrito o se hace mediante modelos que mezclan las modalidades contractuales pues las más de las veces son tomados de internet sin asesoramiento jurídico de ningún tipo.

Un supuesto curioso se recoge en la Sentencia de la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Baleares de 30 de noviembre de 2012 (JUR\2013\3285), referida a un supuesto en que una empresa reclama los daños y perjuicios causados por otra por haber resuelto de manera unilateral, sin causa y con mala fe el contrato – más bien la relación jurídica- entre las partes.

La sentencia presenta varios temas de interés, entre los que destacamos los siguientes:

1.- Se aduce como motivo de nulidad de actuaciones el no haberse resuelto un recurso de reposición interpuesto por el recurrente contra una providencia que acordó la suspensión del juicio. Se desestima esto porque el recurso se interpuso, aunque en plazo, después de la fecha prevista para el juicio, por lo que carecía de virtualidad práctica.

2.- También se aduce que en la grabación del juicio, apenas se oye al representante del recurrente en la prueba de interrogatorio. Este es un tema al que ya nos hemos referido en el blog (aquí) pero en este caso ni siquiera es necesario fundamentarlo en Derecho: la Sala indica que a quien no se oye es al representante del recurrente y en todo caso, sería al recurrido a quien beneficiaría su declaración, nunca a la propia parte.

3.- Se describe el contrato de distribución para oponerlo al de agencia, citando abundante jurisprudencia del Tribunal Supremo. Así se distingue entre el contrato de agencia, que tiene por objeto la promoción de actos u operaciones de comercio y en el que es básica la independencia del agente, frente a la distribución, contrato en el que el distribuidor compra y revende, siendo un contrato no asociativo porque la clientela no forma un patrimonio común. También se diferencian en el producto que se obtiene en cada contrato: mientras en la distribución la ganancia se obtiene por el margen o beneficio comercial correspondiente a la diferencia entre el precio de compra y el de venta, en el contrato de agencia se obtiene un comisión que paga el empresario por cuenta y en nombre de quien se actúa.

4.- La Sentencia califica finalmente el contrato como de distribución comercial pero considera que no se acreditan lo que denomina “hechos indispensables para poder acordar la indemnización en caso de desistimiento unilateral del contrato de distribución” que deben concurrir de modo cumulativo: exclusividad del contrato, plazo de preaviso pactado e incumplido y actuación de la concedente con mala fe.

Se hace referencia en este sentido a la doctrina general establecida respecto del desistimiento unilateral como forma de extinción de los contratos, que está implícito en los contratos de duración indefinida, y que da lugar a indemnización cuando se ejercita faltando a la buena fe o bien incumpliendo el plazo de preaviso que se hubiera pactado.

Lo más curioso del litigio es que ha concluido mediante un auto del Tribunal Supremo de enero de 2014 (puede consultarse en JUR\2014\20157)  que acuerda ¡HOMOLOGAR UN ACUERDO TRANSICCIONAL!, lo que resulta sorprendente porque tanto la sentencia de instancia como la de la Audiencia habían sido desestimatorias de la demanda y su fundamento parecía bastante sólido. Sin embargo, algo más debía existir para que quien tenía dos sentencias a su favor transigiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...